.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Las cinco piedritas (son las cinco que se enseñan en los grupos de oración de Medjugorje y en la devoción a la Virgen de la Paz) son:

1- Orar con el corazón el Santo Rosario
2- La Eucaristía diaria
3- La confesión
4- Ayuno
5- Leer la Biblia.

REZA EL ROSARIO, Y EL MAL NO TE ALCANZARÁ...
"Hija, el rezo del Santo Rosario es el rezo preferido por Mí.
Es el arma que aleja al maligno. Es el arma que la Madre da a los hijos, para que se defiendan del mal."

-PADRE PÍO-

Madre querida acógeme en tu regazo, cúbreme con tu manto protector y con ese dulce cariño que nos tienes a tus hijos aleja de mí las trampas del enemigo, e intercede intensamente para impedir que sus astucias me hagan caer. A Ti me confío y en tu intercesión espero. Amén

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

lunes, 22 de enero de 2018

COMULGA DE RODILLAS Y EN LA BOCA. ES LO QUE QUIERE NUESTRO SEÑOR. COMPARTELO.

01-05-2017 
Mensaje urgente para España. 
Especial para los Sacerdotes.
También que, dado que “a la Eucaristía cada vez se le da menos importancia”,[3] y ya estáis en el proceso de la Abominación, hagáis fuerza para detenerlo, allá donde podáis. Para ello: quiero la Comunión en la boca y de rodillas. Quiero esto.
Díselo a vuestros obispos. Has de decirlo.
Esto es para frenar la Abominación de la Desolación en vuestros Templos.
Quiero menos folklore y más oración devota y recogida.
No quiero que vengáis a mis Templos a festejar cómo me estáis profanando.
Quiero que vengáis a reparar vuestra profanación primero, y luego la de otros.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
10-12-2011

Jesús: Necesito almas consoladoras del Sagrario, de la Eucaristía, ¡¡pero también almas que lleven la Eucaristía a los demás!! Almas eucarísticas.
Pensad que aquí, a la Custodia, no va a venir nadie, si no le habláis de ella. Yo aquí rescato. Pero no vienen a Mí. No vienen a pedir a ser rescatados.
Es éste mi mayor anhelo y lo que Yo os pido y Yo necesito: almas que me lleven a los demás, almas que le hablen de la Eucaristía, almas eucarísticas.
Amada, amados, cuántas catequesis, cuántas reuniones y cuántas programaciones en vuestras Parroquias, ¡y que poca vida eucarística!
Así, continuáis con vuestra misma vida de placeres, de comodidades e incluso de pecados. Y no estáis dispuestos a dar la vida por nadie. Mucho menos por vuestro Maestro.
Dejad todas esas organizaciones y venid, aunque sólo sea un rato pequeño al día, a estar postrados delante del Sagrario. Veríais cómo vuestros horizontes cambiarían, y veríais resurgir la Vida Nueva en vuestras Parroquias. Ni tan siquiera moviéndoos de allí. Ni tan siquiera haber empezado a poner en práctica ese plan maravilloso largamente trabajado.
Esos planes son como papel que va a la basura, no sirven de nada sin vida eucarística.
Veríais vuestras Parroquias renovar. Veríais vuestras Asociaciones, vuestros Grupos, Movimientos, florecer. Porque Yo les enviaría almas. Les enviaría vocaciones si fuérais almas eucarísticas. Veríais a vuestro Dios saciar la sed de vosotros. Daríais de beber a vuestro Dios.
Mi corazón, se encontraría consolado, y mis ansias de amor serían satisfechas.
A aquellas Comunidades donde se viva esto, Yo les prometo florecer.

COMUNION-FORMA DE COMULGAR


EN LA SAGRADA EUCARISTIA RECIBIMOS REALMENTE EL CUERPO Y SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUSCRISTO. RECIBIMOS A DIOS MISMO PERSONALMENTE EN NUESTRO INTERIOR, POR LO QUE SIEMPRE QUE VAYAMOS A COMULGAR DEBEMOS RECIBIRLA DE UN SACERDOTE QUE SON LOS SUCESORES DE LOS APOSTOLES Y A LOS QUE NUESTRO SEÑOR CONCEDIO EL PERDONAR Y EL DAR LOS SACRAMENTOS A LOS DEMAS CIUDADANOS DE SU REINO (NOSOTROS), A NO SER QUE NO SE ENCUENTRE NINGUNO DE ELLOS CERCA Y EN PELIGRO DE MUERTE AL QUE PODEMOS NOSOTROS ADMINISTRALES EL BAUTISMO, COMUNION Y EXTREMA UNCION, PERO SIEMPRE EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPIRITU SANTO. CUANDO RECIBIMOS A NUESTRO SEÑOR EN LA SAGRADA FORMA, NOSOTROS SUS SIERVOS Y PECADORES TENEMOS QUE RECIBIRLE DE RODILLAS, PORQUE ES DIOS, NUESTRO CREADOR Y PADRE TODOPODEROSO. NO SOMOS QUIENES PARA RECIBIRLE DE PIE DE TU A TU (COSA QUE HACEMOS Y NO DEBEMOS), LA EXCUSA QUE SE PONE ES QUE AL HABER MUCHAS PERSONAS PARA QUE VAYA MAS LIGERA LA CELEBRACION SE ELIGE A OTRO MIEMBRO DE LA COMUNIDAD. NOSOTROS LOS HOMBRES NO SOMOS QUIEN PARA DECIDIR O DAR PERMISO PARA QUE LA SAGRADA FORMA LO DE UNO DE NOSOTROS QUE NO SOMOS SACERDOTES, NI DE LA FORMA EN QUE HAY QUE DARLA. CREO BAJO MI HUMILDE OPINION Y CONSEJO DE NUESTRO SEÑOR QUE CAE POR SU PROPIO PESO COMO HAY QUE HACERLO. HAGAMOS UN LLAMAMIENTO EN NUESTRAS PARROQUIAS (EN ALGUNAS LOS HAY) PARA QUE HALLAN 2 RECLINATORIOS PARA EL MOMENTO DE LA COMUNION Y QUE LAS DE EL SACERDOTE, Y SI HUBIERA MUCHA GENTE EN LA MISA (POR DESGRACIA NO LA HAY) QUE ACORTEN EL SERMON CON PALABRAS MAS CONCISAS Y QUE DE LA COMUNION EL CELEBRANTE. QUE LA PAZ DE NUESTRO SEÑOR ESTE CON TODOS VOSOTROS Y QUE DIOS NOS BENDIGA A TODOS.


En muchos sitios, LA IGLESIA AGONIZA, no hay vocaciones, o muy pocas, y las Iglesias se cierran porque ya casi nadie va a VISITAR AL SANTISIMO.

En los sitios donde se comulga de rodillas y se visita al Santísimo hay muchas vocaciones y florecen la instituciones religiosas de vida consagrada.



www.virgendegarabandal.com/doc_santa_Comunion.htm


A.M.G.D
(A Mayor Gloria de Dios)


www.pueblodemaria.com www.virgendegarabandal.com


www.virgendegarabandal.org
CÓMO COMULGAR

El Vaticano sigue insistiendo en que los fieles reciban la comunión en la boca y de rodillas


Las autoridades del Vaticano, relacionadas con la liturgia, repiten cada vez que pueden que la comunión se debe recibir en la boca y de rodillas. Este también es el llamado de SS Benedicto XVI, quien pide que los fieles que comulguen de su mano lo hagan de rodillas y en la boca. La razón es demostrar el respeto al estar frente a Dios mismo que viene a nosotros realizando un gesto de adoración.

En entrevista concedida a ACI Prensa, el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos en el Vaticano, Cardenal Antonio Cañizares Llovera, señaló que los católicos deben comulgar en la boca y de rodillas.

Así lo indicó el Purpurado español que sirve en la Santa Sede como máximo responsable, después del Papa, de la liturgia y los sacramentos en la Iglesia Católica, al ser consultado sobre si es recomendable que los fieles comulguen o no en la mano.

La respuesta del Cardenal fue breve y sencilla: “es recomendable que los fieles comulguen en la boca y de rodillas”.

Asimismo, al responder a la pregunta de ACI Prensa sobre la costumbre instaurada por el Papa Benedicto XVI de hacer que los fieles que reciben la Eucaristía de él lo hagan en la boca y de rodillas, el Cardenal Cañizares dijo que eso se debe “al sentido que debe tener la comunión, que es de adoración, de reconocimiento de Dios“.

“Es sencillamente saber que estamos delante de Dios mismo y que Él vino a nosotros y que nosotros no lo merecemos”, afirmó.

El Purpurado dijo también que comulgar de esta forma “es la señal de adoración que es necesario recuperar. Yo creo que es necesario para toda la Iglesia que la comunión se haga de rodillas“.

“De hecho –añadió– si se comulga de pie, hay que hacer genuflexión, o hacer una inclinación profunda, cosa que no se hace”.

El Prefecto vaticano dijo además que “si trivializamos la comunión, trivializamos todo, y no podemos perder un momento tan importante como es comulgar, como es reconocer la presencia real de Cristo allí presente, del Dios que es amor de los amores como cantamos en una canción española”.

Al ser consultado por ACI Prensa sobre los abusos litúrgicos en que incurren algunos actualmente, el Cardenal dijo que es necesario “corregirlos, sobre todo mediante una buena formación: formación de los seminaristas, formación de los sacerdotes, formación de los catequistas, formación de todos los fieles cristianos”.

Esta formación, explicó, debe hacer que “se celebre bien, para que se celebre conforme a las exigencias y dignidad de la celebración, conforme a las normas de la Iglesia, que es la única manera que tenemos de celebrar auténticamente la Eucaristía“.

Finalmente el Cardenal Cañizares dijo a ACI Prensa que en esta tarea de formación para celebrar bien la liturgia y corregir los abusos, “los obispos tenemos una responsabilidad muy particular, y no podemos dejarla de cumplir, porque todo lo que hagamos en que la Eucaristía se celebre bien será hacer que en la Eucaristía se participe bien”.
RECIBIR COMUNIÓN EN LA MANO DEBILITA DEVOCIÓN FRENTE AL SANTÍSIMO DECÍA LA CONGREGACIÓN EN EL 2008

Ya en el año 2008, el Arzobispo Albert Malcolm Ranjith, Secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, subrayaba que al recibir la Comunión en la mano se produce “uncreciente debilitamiento de una conducta devota frente al Santísimo“. En su opinión la Iglesia debería reconsiderar el permiso para recibirla de esta forma.

Según el sitio web Kath.net el Prelado hizo pública esta propuesta, en el prólogo del libro “Dominus Est: Pensamientos de un Obispo de Asia Centralsobre la Sagrada Eucaristía” escrito por el Obispo Auxiliar de Karaganda, Mons. Athanasius Schneider, y editado por la librería del Vaticano en enero de este año.

Mons. Ranjith recalcó que la Sagrada Eucaristía debe ser recibida “con reverencia y actitud de devota adoración“. Resaltó que la práctica de recibir la comunión en la mano fue “introducida de manera abusiva y precipitada en algunos ámbitos” y posteriormente reconocida por el Vaticano. Además recordó que en Concilio Vaticano II nunca se legitimó esta práctica.

Aquí no se trata de argumentos capciosos, recalcó Mons. Ranjith, “creo que ha llegado la hora de evaluar esta práctica y reconsiderarla y, cuando sea necesario, dejarla“, acotó.

Fuente: ACI Prensa

La comunión en la mano es una costumbre protestante que las Conferencias Episcopales fueron adoptando


La norma de la Iglesia Católica sigue siendo comulgar en la boca, no obstante, luego del Concilio Vaticano II, y fuera de éste, se permitió comulgar en la mano a algunas arquidiócesis, lo que se fue generalizando a pedido de las Conferencias Episcopales. Sin embargo es llamativa la pregnancia de esta excepción, ya que Santos, Doctores y los últimos dos papas (Juan Pablo II y Benedicto XVI) llaman a comulgar en la boca.

Una de las tantas costumbres protestantes que ha tomado la Iglesia Católica y que forma parte de los signos de nuestros tiempos.

El Generalis Missalis Romani dice que en principio, la Comunión se recibe en la boca, pero, donde sea concedido (por la Conferencia Episcopal), el fiel puede, a elección, comulgar recibiendo la hostia en la mano. En cambio, cuando la Comunión se recibe «por intinción» (esto es, bajo ambas especies, mojando la hostia en el Cáliz), obviamente, sólo puede recibirse en la boca.

EVOLUCIÓN DE CÓMO SE RECIBE LA EUCARISTIA

Monseñor Schneider, que es experto en Patrística e Iglesia primitiva, explica las diferencias entre la forma de comulgar en la Iglesia primitiva y la actual práctica de la comunión en la mano.

Según afirmó, esta costumbre es “completamente nueva” tras el Concilio Vaticano II y no hunde sus raíces en los tiempos de los primeros cristianos, como se ha sostenido con frecuencia.

En la Iglesia primitiva había que purificar las manos antes y después del rito, y la mano estaba cubierta con un corporal, de donde se tomaba la forma directamente con la lengua: “Era más una comunión en la boca que en la mano”, afirmó Schneider. De hecho, tras sumir la Sagrada Hostia el fiel debía recoger de la mano con la lengua cualquier mínima partícula consagrada. Un diácono supervisaba esta operación.

Jamás se tocaba con los dedos: “El gesto de la comunión en la mano tal como lo conocemos hoy era completamente desconocido” entre los primeros cristianos.

Aun así, se abandonó aquel rito por la administración directa del sacerdote en la boca, un cambio que tuvo lugar “instintiva y pacíficamente” en toda la Iglesia a partir del siglo V, en Oriente, y en Occidente un poco después. El Papa San Gregorio Magno en el siglo VII ya lo hacía así, y los sínodos franceses y españoles de los siglos VIII y IX sancionaban a quien tocase la Sagrada Forma.

Según monseñor Schneider, la práctica que hoy conocemos de la comunión en la mano nació en el siglo XVII entre los calvinistas, que no creían en la presencia real de Jesucristo en la eucaristía. “Ni Lutero”, que sí creía en ella aunque no en la transustanciación, “no lo habría hecho”, dijo el obispo kazajo: ”De hecho, hasta hace relativamente poco los luteranos comulgaban de rodillas y en la boca, y todavía hoy algunos lo hacen así en los países escandinavos”.

LA VIRGEN MARÍA LLAMA A COMULGAR EN LA BOCA EN SUS APARICIONES

En ”Mística Ciudad de Dios”, Sor María de Jesús de Agreda relata su visión sobre cómo fue la primera Misa de los Apóstoles, al octavo día de la Venida del Espíritu Santo, en el mismo plato y cáliz en que había consagrado el Señor. La primera Misa la celebró San Pedro y asistió a ella María Santísima. Pues bien, en esas revelaciones aprobadas por la Iglesia, se dice que la Santísima Virgen comulgó de mano de San Pedro. Observen que dice de mano, no en la mano. Veamos cómo lo relata:

“Con profunda humildad y adoración se prepararon para comulgar. Y luego dijeron las mismas oraciones y salmos que Cristo Señor nuestro había dicho antes de consagrar, imitando en todo aquella acción, como la habían visto hacer a su divino Maestro. Tomó San Pedro en sus manos el pan ázimo que estaba preparado, y levantando primero los ojos al cielo con admirable reverencia, pronunció sobre el pan las palabras de la consagración del cuerpo santísimo de Cristo, como las dijo antes el mismo Señor Jesús”.

“Luego san Pedro consagró el cáliz y con el sagrado cuerpo y sangre hizo las mismas ceremonias que nuestro salvador, levantándolos para que todos lo adorasen. Tras de esto se comulgó el apóstol a sí mismo y luego los once apóstoles, como María Santísima se lo había prevenido. Y luego por mano de San Pedro comulgó la divina Madre“.

En muchos otros mensajes a videntes María pide comulgar en la boca, y nunca menciona comulgar en la mano.

LAS DECLARACIONES DE LOS CONCILIOS

De Rouen: El Concilio de Rouén (año 650) prescribe: “A ningún laico, hombre o mujer, sea dada la eucaristía en la mano, sino en la boca.

De Bizancio: El Quinto Concilio de Constantinopla (año 691) prohibió a los fieles darse la Comunión a sí mismos (que es lo que sucede cuando la Sagrada Partícula es colocada en la mano del comulgante) y decretó una excomunión de una semana de duración para aquellos que lo hicieran en la presencia de un obispo, un sacerdote o un diácono.

De Trento: El Concilio de Trento (Dogmático) en fecha 11 de Octubre de1551, (ses. XIII, c.8) dispuso: “Siempre ha sido costumbre de la Iglesia de Dios, en la Comunión Sacramental, que los laicos tomen la comunión de manos de los sacerdotes, y que los sacerdotes celebrantes comulguen por sí mismos; costumbre que por razón y justícia DEBE MANTENERSE por provenir de la Tradición Apostólica”. (El texto se refiere a la comunión en la boca, pues hacía ya muchos siglos que había sido prohibida en la mano.)

Vaticano II: No se pronunció sobre la comunión en la mano (autocomunión).

DECLARACIONES SANTOS, PADRES Y DOCTORES DE LA IGLESIA Y DE LA MADRE TERESA DE CALCUTA

Tertuliano: (160-220) “…cuidamos escrupulosamente que algo del cáliz o del pan pueda caer a tierra” (De corona, 3 PL 2, 99);

San Hipólito (170-235) “… cada uno esté atento… que ningún fragmento caiga y se pierda, porque es el Cuerpo de Cristo que debe ser comido por los fieles y no despreciado” (Trad. Ap. 32.).

Orígenes: (185-254) “Con qué precaución y veneración, cuando recibís el Cuerpo del Señor lo conserváis, de manera que no caiga nada o se pierda algo del don consagrado. Os consideraríais justamente culpables si cayese algo en tierra por negligencia vuestra” (In Exod. Hom., hom. XIII, 3, Migne, PG 12, 391).

El mismo Pablo VI comenta así este último texto: «”Consta que los fieles creían y con razón, que pecaban, según recuerda Orígenes, si, habiendo recibido el cuerpo del Señor, y conservándolo con todo cuidado y veneración, algún fragmento caía por negligencia” (Mysterium Fidei, 32).

San Cirilo: (315-387) “… recíbela cuidando que nada de ella se pierda, porque dime: si alguno te diese unas limaduras de oro ¿no las guardarías con toda diligencia procurando no perder nada de ellas? ¿No procurarás, pues, con mucha más diligencia que no se te caiga ninguna migaja de lo que es más precioso que el oro y las piedras preciosas?”).

San Efrén: (306-373) “Comed este pan y no piséis sus migas… una partícula de sus migas puede santificar a miles de miles y es suficiente para dar vida a todos los que la comen” (Serm. in hebd. s., 4, 4).

San Basilio: (330-379) afirma claramente que sólo está permitido recibir la Comunión en la mano en tiempos de persecución o, como era el caso de los monjes en el desierto, cuando no hubiera un diácono o un sacerdote que pudiera distribuirla. “No hace falta demostrar que no constituye una falta grave para una persona comulgar con su propia mano en épocas de persecución cuando no hay sacerdote o diácono” (Carta 93). Lo que implica que recibirla en la mano en otras circunstancias, fuera de persecución, será una grave falta.

S. Agustín: (354-430) “Sería locura insolente, el discutir qué se ha de hacer cuando toda la Iglesia Universal tiene ya una práctica establecida.” (carta 54,6; a Jenaro.)

San León Llamado el Magno, Sumo Pontífice entre 440-461, en sus comentarios al sexto capítulo de San Juan, habla de la Comunión en la boca como del uso corriente: “Se recibe en la boca lo que se cree por la Fe”. El Papa no habla como si estuviera introduciendo una novedad, sino como si fuera un hecho ya bien establecido.

S. Gregorio: También llamado Magno, Papa entre 590 y 604, en sus Diálogos (Roman 3, c 3) relata cómo el Papa San Agapito obró un milagro durante la Misa, después de haber colocado la Hostia en la lengua de una persona. También Juan el Diácono nos habla acerca de esta manera de distribuir la Santa Comunión por ese Pontífice.

S. F. de Asís: (1182-1226) “Sólo ellos, (los sacerdotes), deben administrarlo, y no otros.” ( Carta 2ª, a todos los fieles, 35).

Sto Tomás: (1225-1274) “Porque debido a la reverencia hacia este sacramento, nada Lo toca, sino lo que es consagrado; de aquí que el corporal y el cáliz son consagrados, y así mismo las manos del sacerdote, para tocar este sacramento.” (Suma Teológica: Pt. III, Q.82, Art. 3).

Es decir, se falta a la reverencia debida a este Sacramento, cuando lo tocan manos que no están consagradas; doctrina que fue luego confirmada por S.S. Juan Pablo II en Domenica Cenæ, como veremos luego.

San Pío X “Cuando se recibe la Comunión es necesario estar arrodillado, tener la cabeza ligeramente humillada, los ojos modestamente vueltos hacia la Sagrada Hostia, la boca suficientemente abierta y la lengua un poco fuera de la boca reposando sobre el labio inferior”. (Catecismo de San Pío X). Y Contestando a quienes le pedían autorización para comulgar de pie alegando que: los israelitas comieron de pie el cordero pascual les dijo: “El Cordero Pascual era tipo (símbolo, figura o promesa) de la Eucaristía. Pues bien, los símbolos y promesas se reciben de pie, MAS LA REALIDAD SE RECIBE DERODILLAS y con amor”.

Cuando estaba este santo pontífice en su lecho de muerte, en Agosto de 1914, y se le administró la Sagrada Comunión como Viático, no la recibió, y no le estaba permitido, en la mano: la recibió en la lengua de acuerdo a la ley y a la práctica de la Iglesia Católica.

Pio XII: “Hay que reprobar severamente la temeraria osadía de quienes introducen intencionadamente nuevas costumbres litúrgicas, o hacen renacer ritos ya desusados, y que no están de acuerdo con las leyes y rúbricas vigentes.”

( Mediator Dei, 17.)

Pablo VI: El texto original de la ya mencionada consulta a los Obispos sobre la comunión en la mano, decía: “En nombre y por encargo del Santo Padre, me es grato comunicar…” Al leerlo, el Papa dijo al encargado de redactar la carta:

-¿Grato? ¡No me es grato para nada!

Y corrigió el texto de la siguiente forma:

“En nombre y por encargo del Santo Padre, es mi deber comunicar…”

En esa misma carta el Papa corrigió otra frase añadiendo de su puño y letra lo que está en negritas:

“Por mandato explícito del Santo Padre que no puede dejar de considerar la eventual innovación con evidente aprensión …”

M. Teresa: “…el peor mal de nuestro tiempo es la Comunión en la mano.”(The Wanderer, 23 de marzo de 1982)

OPINIÓN DE SS JUAN PABLO II

Periodista: – Santo Padre, ¿Cuál es su opinión sobre la comunión en la mano?

A lo que el Papa responde: – Hay una carta apostólica sobre un permiso especial válido para esto. Pero yo le digo a Ud. que no estoy a favor de esta práctica, ni tampoco la recomiendo. El permiso fue otorgado debido a la insistencia de algunos obispos diocesanos.

Entrevistado por la revista Stimme des glaubens durante su visita a Fulda (Alemania) en Noviembre de 1980.

En su Carta “Domenica Cenæ”, de 24 de febrero de 1980, el Papa dice: “El tocar las Sagradas Especies y su distribución con las propias manos, es un privilegio de los ordenados”.

Y para que nadie interpretase de otra forma estas palabras, tres meses después, ante las cámaras de la televisión francesa, negaba la Comunión en la mano a la esposa del primer ministro Giscard d’Estaing.

En la Instrucción “Inestimabile Donum” de la Congregación para el Culto Divino, sancionada el día 17 de abril del mismo año de 1980, el Papa reitera: “No se admite que los fieles tomen por sí mismos (autocomunión) el pan consagrado y el cáliz sagrado, y mucho menos que se lo hagan pasar de uno a otro”.

Fuentes: Sdet, CatholicNet, Vaticano. Religión en Libertad, Maria Mensajera y otras

¿De dónde salió tomar la comunión en la mano?

Hay un mito de que la comunión en la mano es parte de los cambios que introdujo el Concilio Vaticano II, porque es generalizado ver que los laicos más vinculados a los obispados (que en algunos lugares suelen denominarse “laicos comprometidos”) comulgan en la mano y no en la boca. La comunión en la mano no es una opción preferente sino opcional, que está a disposición de las Conferencias Episcopales, como lo demuestra este artículo.

Por su parte, SS Benedicto XVI, desde la solemnidad del Corpus Christi del 22 de Mayo del 2008, ha tomado la decisión de distribuir la Sagrada comunión únicamente en la boca y de rodillas.

Probablemente sea Vd. de los que al llegar ante el sacerdote para comulgar le haga un discreto gesto o simplemente le presente las manos abiertas hacia arriba, solicitándole que le deje la hostia en ella en lugar de depositársela directamente en la boca. Y aunque tal fue la manera habitual de comulgar en tiempos remotos, evidentemente, tal alternativa no fue siempre posible, sobre todo en los últimos tiempos. Se tiende a creer que la misma formó parte de los muchos cambios realizados por el Concilio Vaticano II, y si bien es cierto que el nuevo espíritu de la Iglesia y de la liturgia surgido del mismo estuvo, sin duda, en la base de la posibilidad de recibir la forma en la mano, lo cierto es que el Concilio en sí no reguló nada al respecto, e inmediatamente terminado, el acto de la comunión tenía lugar en el modo que todos tenemos por consuetudinario mediante el depósito de la sagrada forma por el sacerdote en la boca del comulgante. ¿Cuándo toma forma, pues, la posibilidad de “comulgar en la mano”?

El documento fundamental que hizo ello posible no es otro que la instrucciónMemoriale Domini, publicada el 29 de mayo de 1969 por la Sagrada Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, una de las nueve congregaciones de la Iglesia, que lo hizo de la siguiente curiosa manera que él mismo explica.

“Habiendo pedido algunas Conferencias Episcopales y algunos obispos en particular que se permitiese en sus territorios el uso de poner en las manos de los fieles el pan consagrado, el Sumo Pontífice mandó que se preguntase a todos y cada uno de los obispos de la Iglesia latina su parecer sobre la oportunidad de introducir el rito mencionado”.

El resultado de la votación fue el siguiente:

“Fueron propuestas a los obispos tres cuestiones, a las que, hasta el día 12 del mes de marzo último [1969], respondieron del modo siguiente:

1. ¿Se ha de acoger el deseo de que, además del modo tradicional, se permita también el rito de recibir la Sagrada Comunión en la mano? Placet: 567. Non placet: 1.233. Placet iuxta modum: 315. Votos inválidos: 20.

2. ¿Place que se hagan antes experimentos de este nuevo rito en pequeñas comunidades, con el consentimiento del ordinario del lugar? Placet: 751. Non placet: 1.215. Votos inválidos: 70.

3. ¿Piensa que los fieles, después de una preparación catequética bien ordenada, han de recibir de buen grado este nuevo rito? Placet: 835. Non placet: 1.185. Votos inválidos: 128”.

Como se ve, el resultado fue bastante adverso a la reforma, por lo que en vez de imponerla, la instrucción en cuestión se limitó a hacer la siguiente concesión:

“Si el uso contrario, es decir, el de poner la Santa Comunión en las manos, hubiere arraigado ya en algún lugar, la misma Sede Apostólica, con el fin de ayudar a las Conferencias Episcopales a cumplir el oficio pastoral, que con frecuencia se hace más difícil en las condiciones actuales, confía a las mismas Conferencias el encargo y el deber de examinar las circunstancias peculiares, si existen, pero con la condición de prevenir todo peligro de que penetren en los espíritus la falta de reverencia o falsas opiniones sobre la Santísima Eucaristía, como también de suprimir con todo cuidado otros inconvenientes”.

Con lo cual, se puso en manos de las conferencias episcopales nacionales la potestad de decidir si los sacerdotes de su jurisdicción podían o no optar por dejar la sagrada forma en las manos de sus fieles en el caso en el que éstos así lo solicitaran. Una potestad más, junto a las muchas otras de las que gozan las conferencias episcopales, por ejemplo la de trasladar de día determinadas fiestas o la sustituir los ayunos y abstinencias por otras prácticas penitenciales, según hemos tenido ocasión de analizar en esta misma columna.

Ha habido después de la instrucción Memoriale Divini alguna nueva referencia al tema. La más importante quizás sea la de una nueva instrucción, la Redemptionis Sacramentum, de 2004, en la que se hace la siguiente observación que, en realidad, aporta poco a lo ya dicho en la Memoriale Divini, y cuya redacción nos parece, dicho sea con toda humildad, desafortunada, al hablar de un derecho del feligrés que, en realidad no es tal, sino sólo una potestad supeditada a la decisión de la autoridad competente, en este caso la Conferencia Episcopal. Reza la citada instrucción como sigue:

“Aunque todo fiel tiene siempre derecho a elegir si desea recibir la sagrada Comunión en la boca, si el que va a comulgar quiere recibir en la mano el Sacramento, en los lugares donde la Conferencia de Obispos lo haya permitido, con la confirmación de la Sede Apostólica, se le debe administrar la sagrada hostia. Sin embargo, póngase especial cuidado en que el comulgante consuma inmediatamente la hostia, delante del ministro, y ninguno se aleje teniendo en la mano las especies eucarísticas. Si existe peligro de profanación, no se distribuya a los fieles la Comunión en la mano” (artículo 92).

Fuente: Luis Antequera para Religión en Libertad

La modalidad adoptada por Benedicto XVI tiende a subrayar la vigencia de la norma, “válida en toda la Iglesia”. La Comunión en la boca pretende resaltar “la presencia real de Cristo en la Eucaristía, ayudar a la devoción de los fieles e introducir con más facilidad el sentido de misterio.

El 14-11-2010, Peter Seewald entrevista a Benedicto XVI en “Luz del mundo”:

Como Papa comenzó usted a dar la Comunión a los fieles en la boca, poniéndose de rodillas. ¿Considera que es la actitud más adecuada?

“Al hacer que se reciba la Comunión de rodillas y en la boca he querido colocar una señal de respeto y llamar la atención hacia la presencia real.

LA PERDIDA DE LA SACRALIDAD


Fotografía del Padre Pío ( siempre recibía la comunión de rodillas y en la boca )

Hoy en día se ha perdido la Santidad de nuestros cultos y de nuestros Templos. Se ha perdido la reverencia. La reverencia se muestra cuando se conoce a quien se adora. Conocerá nuestro pueblo a quien adora?

Yo creo que el primer lugar es la pérdida del concepto de a quien adoramos
Lev 19:30; 26:2 Mis días de reposo guardaréis, y mi santuario tendréis en reverencia. Yo El Señor!

En el Antiguo Testamento, en el idioma hebreo es la palabra hishtahavá para referirse a adoración y hace referencia al servicio de los siervos de Dios en el culto en el cual se “postraban, mostrando así su temor reverencial ante la majestad divina”.

La adoración es el acto por el cual rinde a Dios gloria, majestad, honra y sometimiento durante todo el culto público (liturgia) cada hijo suyo de manera comunitaria pero a la vez interna y personalmente.

La Adoración no va enfocada en el fiel, va enfocada en el creador a quien se adora.. entendemos esto hoy? Yo creo que no..si lo entendiéramos nuestros cultos seria de silencio y sobrecogimiento delante del Dios que nos deslumbra con su majestad y amor. Hoy en día la liturgia se ve como una fiesta enfocada en los que se reúnen, no en quien nos convoca. Si conociéramos al Dios que damos culto diríamos como Jacob:

Génesis 28, 16 “Despertó Jacob de su sueño y dijo: Ciertamente el Señor está en este lugar y yo no lo sabía. 17 Y tuvo miedo y dijo: ¡Cuán imponente es este lugar! Esto no es más que la casa de Dios, y esta es la puerta del cielo.”

Hoy en día tal pareciera que el creyente ha dejado de creer…tenemos conciencia de que al entramos en el Templo estamos entrando a LUGAR SANTO? El Señor le pidió a Moisés que se sacara las sandalias frente a la Zarza:

Éxodo 3, 5 “Entonces Él dijo: No te acerques aquí; quítate las sandalias de los pies, porque el lugar donde estás parado es tierra santa.”

Te has puesto a pensar porque esa tierra era santa?? Era santa porque la sombra de Dios caía sobre ella. Te has puesto a pensar que en nuestras Iglesia no hay “Sombras de Dios” sino DIOS MISMO?? Cuan santa es la tierra de nuestras Iglesias!!! El descalzarse era símbolo de reverencia, de adoración. Como es posible que nuestras Iglesias hayan terminado en mercados de feria?

El propio San Agustín advertía también: “Nadie se alimenta de esta carne antes de haberla adorado… Pecamos si no la adoramos”. 

Y San Francisco tampoco se quedaba corto: “Cuando el sacerdote ofrece a Jesús en el altar y lo lleva a algún lado, todas las personas deberían doblar las rodillas y rendir al Señor, al Dios vivo y verdadero, alabanza, gloria y devoción”.

MENSAJE DEL PADRE ETERNO 20-1-18


Amados hijos mios pueblo mio que reclamáis libertad y justicia en vuestro mundo, que vivís sedientos de paz y buscáis que el mundo cambie, que la humanidad se transforme, que OS vivís quejando y sufriendo por tantas injusticias. Yo OS pregunto: _Por qué culpáis a vuestro Padre por vuestros infortunios? Por qué buscáis tan equivocadamente en los sitios incorrectos? Por qué seguís con la mente y el corazón cerrado, buscando la felicidad donde jamás la encontrareis, porque simplemente alli donde la queréis encontrar sólo existe El engaño, el dolor, la desolación, la injusticia, el miedo y el desamor. Jamás encontraréis la felicidad en este mundo corrompido cuyo rey tiene un único objetivo y es destruiros. Muchos os llenáis la boca buscando la libertad de los pueblos y la justicia y lo hacéis con las mismas armas y métodos de vuestro opresor y de esa manera OS encadenáis mas y más y OS hundís en la esclavitud sirviendo al mismo mal. 
Cómo vais a buscar el amor donde no lo hay! Cómo vais a buscar paz donde solo existe la oscura locura de la desrruccion! Cómo va a cambiar este mundo si cada día OS metéis mas en el lodo del desamor.!
Venid hijos mios , venid a la fuente del amor!!! Buscad aquí , entrad en mi Corazón y hallareis todo lo que OS hace falta!!
Deseáis ser libres? Entonces tomad la decisión de cambiaros a vosotros mismos. Yo OS ayudare lo prometo y siempre cumplo
Empezad por vivir cada día de manera diferente, probad nuevas formas, porque con las antiguas solo profundizareis aquella herida que el maligno enemigo rey de la mentira OS infringió provocando la caída y la salida del paraíso y comenzó el dolor, la enfermedad, la injusticia y la muerte. Porque el único objetivo del mentiroso ángel desterrado fue es y sera destruir mi obra maestra, la mas bella y perfecta, a vosotros mis amados hijos , reyes y reinas, hijos del único Rey y Señor, vuestro Dios y creador, vuestro Padre
En aquel momento vosotros OS dejasteis seducir y al desobedecer a la luz OS sentenciasteis a la esclavitud. Pero durante años os he ayudado a liberaros, OS he enviado a los patriarcas, profetas, apóstoles, santos, y fundamentalmente OS envíe a lo mas preciado para mi, mi Esposa y mi Hijo, con el único propósito de salvaros, redimirnos y liberadlos!!
Y sin embargo continuais perdidos, descarriados ,sumidos en el mundo donde las sombras gobiernan y los humanos que las eligen calan cada vez mas profunda la herida y OS separa más y más de mí. Y OS engaña, OS marea y OS promete felicidad efímera que conduce a la muerte eterna
Despertad!!!! Ya es hora!!!
Comenzad a ser lo que realmente sois, seres de luz y de bien
Comenzad a ser paz dentro vuestro e irradiadla , actuad con paz ante cada suceso, pensad con paz y sentíd con paz
No reaccionéis como animales salvajes porque ellos son menos salvajes que vosotros
Observad vuestros pensamientos sentimientos y actos y preguntaros si se conducen con esa paz ese amor esa felicidad eterna que buscais
Ya no atesoréis mas en la tierra porque OS quedarais sin nada, ya veis lo que le habéis hecho al planeta perfecto que OS había regalado
Veníd a la fuente de felicidad eterna, del amor infinito y de la paz inconmensurable
Soy la fabrica perfecta, el artesano de la justicia y la libertad
Buscad en mi en mi Hijo Jesús. En vuestra Madre Maria
Y seras eternamente felices Y el mundo comenzará a cambiar
OS regalo una cadena de amor, tómense de ella y entre todos hermanados sed el amor mismo
Aun confió en vosotros y aun OS espero en mi amante Corazón
Vuestro Padre eterno ha hablado

DICTADOS DE JESÚS A MARGA, PARA ÉSTOS ÚLTIMOS TIEMPOS. LEÉLO Y COMPARTE.



04-06-1999

Jesús: 
¡Qué poco comprendéis el Amor que os tengo! Creéis que, como sois miseria, repugnáis a vuestro Dios. Pues nada más lejos de esto. Porque sois miseria, me agacho a recogeros; porque sois débiles criaturas, sois un reclamo para mi Corazón ardiente de Amor, que busca a quién consumir, y os busca para unirse a vosotros por la eternidad. Yo busco, llamo, atraigo con mil lazos de Amor, derramo mis Beneficios, os doy mis Dones, me muestro a vosotros. ¿Y qué recibo?
Que cada uno examine cómo trata a este Mendigo de vuestro amor, que os ha amado tanto, que se ha abajado a hacerse Hombre, sufrió el suplicio máximo, y se queda a vuestro lado, tan pequeño, que está a merced de vuestros propios sacrilegios y abominaciones, locos por el odio, incapaces de amar, ciegos para la Verdad, sordos para la Fe. ¿Sabes lo que es que me pase toda la vida de un hombre sobre la tierra llamándole a mi Amor, a su conversión, y que finalicen sus días y se precipite a sí mismo al abismo eterno?

¡Y mi Sacrificio no sirvió para todos! Oh dolor angustioso de mi Eterno Corazón. Las almas se condenan, ¡hoy más que nunca!
Yo contemplo a los míos repletos de mis Gracias para que se dirijan a la batalla, y los encuentro jugando, creyendo que todo es un juego, mirándose al espejo para comprobar si sus posturas son las correctas. ¡Cuando mis hijos se condenan a su lado! ¡Y les dejaron precipitarse deliberadamente sus propios hermanos mayores! Responsables de vuestros pequeños: Yo, el último día, os pediré cuentas y os diré: ¿Dónde están los que deberían haberse salvado por vuestro medio? Porque contaré entre mis elegidos y no encontraré a todos.

El mundo camina hacia su autodestrucción, hacia su condenación. Ciegos, chocarán contra el muro. ¡Advertidles! Miradme, que Yo ya me encuentro exhausto y debilitado. Mirad que comienza ya mi Flagelación. Me tienen atado a la columna. Sed vosotros mis Manos para bendecir, para perdonar, para abrazar, para señalar el Camino, para trabajar por las cosas de mi Padre. Sed Yo, acudid al grito de vuestros pobres hermanos que agonizan en el borde de vuestros caminos. Bajad del carruaje y atendedlos. ¡Perecen!, perecen cada segundo, y no hay Vida de la Gracia, no hay ya Verdadera Vida en Dios en esta mi tierra, a la que Yo redimí. Que mi Sacrificio no sea en vano para todos. Continuad, continuad. Aquí, en mi Pecho: ¡Sed flagelados! Adorad este camino que Yo os preparé desde la eternidad. Venid y no me dejéis solo, no me abandonéis también vosotros. Mi Corazón necesita en quién apoyarse. Busco, miro. ¿Quién me dará cobijo? ¿Quién compartirá mi dolor? ¿Quién me hará este peso más llevadero? ¡Venid todos! Me han conducido a la tortura. ¿Iré solo?

Mi Alma se ahoga en la soledad, pero si os busco y estáis todos aquí, en mi Corazón, podré soportar todo esto. Me daréis fuerza y compartiré con vosotros mi peso, que llevo por la humanidad.

ORACIÓN DE REPARACIÓN PARA DECIR SIEMPRE ANTES DE DORMIR



16 DE MARZO DE 1923—. Josefa pregunta ahora a la Santísima Virgen María acerca de cómo purificar cada día las acciones y así disminuir nuestro Purgatorio lo más posible. María le responde:
“Cada noche antes de entregaros al descanso diréis con gran confianza al mismo tiempo que con gran respeto estas palabras:
‘Oh, Jesús, Vos conocíais mi miseria antes de fijar en mí Vuestros ojos, y ella, lejos de hacéroslos apartar, ha hecho que me amaseis con tanta ternura y delicadeza. Os pido perdón de lo mal que he correspondido hoy a Vuestro amor, y Os suplico me perdonéis y purifiquéis mis acciones en Vuestra Sangre Divina.
Me pesa haberos ofendido porque sois infinitamente santo. Me arrepiento con toda mi alma y prometo hacer cuanto me sea posible para no caer más en las mismas faltas’”.
Y agrega María:
“Después, hija mía, os entregaréis al descanso con toda tranquilidad”.

OREMOS HOY: POR TODAS LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO. ORALE Y COMPARTE.


NUESTRA MADRE DEL CIELO NOS PIDE:

“Queridos hijos, hoy deseo llamarlos a rezar diariamente por las almas del Purgatorio. Por cada alma. La oración y la gracia son necesarias para llegar a Dios y a su amor. Haciendo esto, queridos hijos, obtendrán nuevas intercesiones que los ayudarán en su vida a darse cuenta de que las cosas terrenales no son importantes para ustedes, que solo el cielo es aquello por lo que es necesario esforzarse. Por lo tanto, queridos hijos, oren sin cesar, sean capaces de ayudarse ustedes mismos y a los demás, cuyas oraciones traerán alegría. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!” (6 de noviembre de 1986).

“Hay muchas almas en el purgatorio. También personas consagradas a Dios, algunos sacerdotes y religiosos. Recen por ellos. Al menos siete  Padrenuestros, Avemarías y Glorias y el Credo. Hay un gran número de almas que han estado en el purgatorio por un largo tiempo porque nadie ha rezado por ellas.” (21 de julio de 1982)

Unos días más tarde Nuestra Madre hizo hincapié en la importancia de los sacramentos para no pasar por el Purgatorio. Respondiendo a una pregunta sobre una persona que había llevado mala vida, preguntando ahora si estaba perdonada, Ella respondió: “Quien haya hecho mucho mal durante su vida, puede ir directamente al cielo si se confiesa y se arrepiente de lo que ha hecho y recibe la comunión al final de su vida.” (24 de julio, 1982)

Y HAGÁMOSLO ASÍ:

Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima Sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio.

Padrenuestro, AveMaría y Gloria.

Repetir siete veces lo anterior.

Para finalizar oremos El Credo

LITURGIA DEL MARTES 23 ENE 2018

Lecturas del Martes de la 3ª semana del Tiempo Ordinario

Primera lectura

Lectura del segundo libro de Samuel (6,12b-15.17-19):

En aquellos días, fue David y llevó el arca de Dios desde la casa de Obededom a la Ciudad de David, haciendo fiesta. Cuando los portadores del arca del Señor avanzaron seis pasos, sacrificó un toro y un ternero cebado. E iba danzando ante el Señor con todo entusiasmo, vestido sólo con un roquete de lino. Así iban llevando David y los israelitas el arca del Señor entre vítores y al sonido de las trompetas. Metieron el arca del Señor y la instalaron en su sitio, en el centro de la tienda que David le había preparado. David ofreció holocaustos y sacrificios de comunión al Señor y, cuando terminó de ofrecerlos, bendijo al pueblo en el nombre del Señor de los ejércitos; luego repartió a todos, hombres y mujeres de la multitud israelita, un bollo de pan, una tajada de carne y un pastel de uvas pasas a cada uno. Después se marcharon todos, cada cual a su casa.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 23,7.8.9.10

R/.
 ¿Quién es ese Rey de la gloria?
Es el Señor en persona


¡Portones!, alzad los dinteles,
que se alcen las antiguas compuertas:
va a entrar el Rey de la gloria. R/.

¿Quién es ese Rey de la gloria?
El Señor, héroe valeroso;
el Señor, héroe de la guerra. R/.

¡Portones!, alzad los dinteles,
que se alcen las antiguas compuertas:
va a entrar el Rey de la gloria. R/.

¿Quién es ese Rey de la gloria?
El Señor, Dios de los ejércitos.
Él es el Rey de la gloria. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Marcos (3,31-35):

En aquel tiempo, llegaron la madre y los hermanos de Jesús y desde fuera lo mandaron llamar.
La gente que tenía sentada alrededor le dijo: «Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y te buscan.»
Les contestó: «¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?»
Y, paseando la mirada por el corro, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.»

Palabra del Señor

OREMOS HOY