.

Ora todos los días muchas veces: "Jesús, María, os amo, salvad las almas".

El Corazón de Jesús se encuentra hoy Locamente Enamorado de vosotros en el Sagrario. ¡Y quiero correspondencia! (Anda, Vayamos prontamente al Sagrario que nos está llamando el mismo Dios).

ESTEMOS SIEMPRE A FAVOR DE NUESTRO PAPA FRANCISCO, ÉL PERTENECE A LA IGLESIA DE CRISTO, LO GUÍA EL ESPÍRITU SANTO.

Oración por los cristianos perseguidos

Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe. Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

sábado, 21 de octubre de 2017

DOMINGO, DÍA DE NUESTRO SEÑOR. VAYAMOS A MISA.






VAYAMOS TODOS LOS DÍAS A MISA Y A RECIBIR LA SAGRADA EUCARISTÍA.

SANTA MISA:

SI HAS VENIDO A MISA HAS DE SABER




“PROMESAS A LOS DEVOTOS DE LA SANTA MISA”

«El Que Come Mi Carne Y Bebe Mi Sangre, Permanece En Mí Y Yo En Él.» Juan 6:56

Si dejas de recibir tan sólo una vez la Sagrada Eucaristía, considera lo que puedes perder: 
a). Sentir directamente en tus entrañas al redentor de la vida –el Hijo de Dios–, con toda su santidad, divinidad y gloria; 
b). Un aumento especial de la gracia santificante, que embellece tu alma y la hace más grata a los ojos de Dios; 
c). La fortaleza sacramental para vencer las tentaciones; 
d). La preciosa oportunidad de recibir el perdón de tus pecados veniales; 
e). La ocasión de obtener una absolución parcial de las penas temporales, por tus pecados; f). El gozo y regocijo espiritual, que cada Eucaristía suele producir; 
g). Un aumento de la gloria que está destinada para ti, por toda la eternidad; h). Tal vez una gracia o favor especial que por mucho tiempo venias implorando, si conviene para el bien de tu alma; 
i). Quizás la conversión de una persona cercana a ti; 
j). Posiblemente el descanso eterno de un ser querido tuyo, que ahora está sufriendo en el Purgatorio...

“Si Conociéramos El Valor Infinito De La Santa Misa, Jamás Dejaríamos Un Día De Asistir A Ella”.

Por su parte, si dejas de asistir tan sólo una vez a la Santa Misa, siendo domingo o no, considera lo que puedes perder: 
a). Las Misas que hayas oído en vida, serán tu mayor consuelo en la hora de tu muerte; 
b). Cada Misa oída con devoción, será una prenda segura de perdón en la hora del juicio; 
c). Por cada Misa oída piadosamente, puedes disminuir el castigo temporal merecido por todos tus pecados, en igual proporción; 
d). Al asistir devotamente a la Santa Misa, rindes al Sagrado Corazón de Jesús uno de los homenajes más grandes posibles; 
e). Una sola Misa que oyes con devoción durante toda tu vida mortal, será de mayor provecho para ti, que muchas otras ofrecidas en tu honor después de tu muerte; 
f). De muchos peligros y desgracias te preservará Dios, a causa de la Santa Misa que oyes con fervor, aparte de reducirte considerablemente tus días en el Purgatorio; 
g). Si al oír la Santa Misa con devoción, se la ofreces a Dios omnipotente en honor de algún Ángel o Santo, agradeciendo al Señor por los favores concedidos a él, honras a ese Ángel o Santo elegido y de este modo te haces acreedor a la especial protección del mismo; 
h). Por medio de la Santa Misa recibes maravillosas bendiciones para tu bienestar espiritual, corporal y material, y el de tus seres queridos. No en vano, la Santa Misa es la devoción predilecta de los Santos.

Por lo tanto, antes de decidir no confesarte para poder comulgar o incluso no asistir a la Santa Misa porque es día ordinario, o porque siendo domingo no deseas ir, piénsalo más de dos veces, pues tal vez la oportunidad que perdiste hoy, podrá representarte toda una eternidad el día de mañana...


* Basado en las promesas hechas por Jesús a Santa Gertrudis.

Consecuente con lo anterior, debemos decir que los fines de la Santa Misa son básicamente cuatro: 
Adoración a Dios, agradecimiento por sus beneficios, reparación por nuestros pecados y petición por nuestras necesidades espirituales, corporales y materiales, presentes y futuras. Al respecto, vale la pena citar lo que algunos Santos y religiosos opinan sobre la grandeza de la Santa Misa:

– San Agustín. Si alguno oye devotamente la Santa Misa, alcanzará grandes auxilios para no caer en pecado mortal y se le perdonarán sus pecados veniales e imperfecciones. Todos aquellos pasos que uno da para oír la Santa Misa, son escritos y contados por su Ángel de la Guarda y, por cada paso dado, el altísimo Dios le concederá un grandísimo premio en esta vida mortal y perecedera. Oír devotamente la Santa Misa y adorar el Santísimo Sacramento, ahuyenta al Demonio del pecador. Mientras una persona oye la Santa Misa, no pierde el tiempo, sino que gana mucho (mucho más de lo que se pueda imaginar).

– San Gregorio. El que escuche devotamente la Santa Misa, se librará de grandes peligros y de muchos males. Ningún sacrificio hay en todo el mundo como la Santa Misa. Por medio de ella, las almas de los difuntos se liberan de las penas del Purgatorio. Y por las Misas oídas con devoción, los pecadores se convierten a Dios y las almas se libran de las penas que merecían en el Purgatorio por sus pecados.

– San Alberto Magno. El santo sacrificio de la Misa está tan lleno de misterios como el mar está lleno de gotas, como el Sol de átomos, como el firmamento de estrellas y como el Cielo empíreo de muchísimos ángeles. Aquella persona que en la Santa Misa contemple la pasión y muerte de Jesús, merecerá más que si peregrinara a pie descalzo por los lugares santos de Jerusalén, o ayunara a pan y agua un año entero, o se azotara hasta derramar toda la sangre de sus venas, o rezara trescientas veces el Salterio.

– San Cipriano. El santo sacrificio de la Misa es medicina para sanar las enfermedades y ofrenda para purgar las culpas.

– San Buenaventura. La Santa Misa es el compendio de las maravillas que Dios ha hecho a favor de los hombres.

– Juan Bautista Mantuano. Aunque Dios me diera cien lenguas y con ellas una voz de acero que jamás se me agotara, no sería posible declarar y manifestar los beneficios, gracias, privilegios y grandes provechos, que se ganan con oír la Santa Misa en gracia de Dios.

– San Bernardino de Sena. La Santa Misa es el mayor bien que se puede ofrecer por las benditas almas, para librarlas y sacarlas del Purgatorio.

– Eugenio Papa. Más aprovecha para la remisión de la culpa y la pena, oír una Santa Misa, que todas las oraciones del mundo.

– Santo Tomás de Aquino
. Los efectos que causa el santo sacrificio de la Misa, son los siguientes: Resiste a los malos pensamientos, destruye los pecados, mitiga el aguijón de la carne, da fuerza al alma para batallar contra los enemigos, perdona los pecados veniales, purifica, limpia y purga el corazón, alienta a obrar el bien, aumenta la castidad, acrecienta el fervor de la caridad, da fuerza para sufrir las cosas adversas y llena al alma de todas las virtudes.

En fin, si nos dieran un millón de pesos por asistir a la Santa Misa, sacaríamos el tiempo necesario, dejaríamos de lado todos nuestros deberes e iríamos allí sin pensarlo más de dos veces... Asistir todos los días a la Santa Misa es un acto de fe, que si queremos, lo podemos hacer.

Lo que Ocurre en la Santa Misa - Catalina Rivas:
http://www.youtube.com/watch?v=eFObozxcTUg





EN UNA MISA DEBEMOS ESTAR DE RODILLAS, CUANDO:




 CUANDO SE CANTA Ó REZA EL SANTO, SANTO ES EL SEÑOR........

 DURANTE TODA LA CONSAGRACIÓN.

3º CUANDO EL SACERDOTE DICE: Este es el Cordero de Dios Y Señor no soy digno................

 CUANDO VAMOS A RECIBIR LA COMUNIÓN Y DESPUÉS DE RECIBIRLA     EN NUESTRO SITIO PARA DARLE GRACIAS..

En el 1º porque nos lo dijo nuestra Santísima Madre "La Virgen María" que así es como lo quería que se hiciera, ya que es un canto de Adoración y Alabanza a Dios.

En el 2º porque es la Sagrada Pasión.

En el 3º cuando eleva el sacerdote La Sagrada Hostia en la que está el mismo Jesucristo presente, que es Dios y como tal le debemos ese respeto y Adoración.

En el 4º porque vamos a recibir en nosotros al mismo Dios.

Ruego a todos Los Católicos-Cristianos se tomen ésto muy en serio. Les recuerdo que es el mismo Dios quien está ahí (Se entiende que por enfermedad y minusvalía no lo puedan hacer). Acaso si el mismo Dios estuviera ahora mismo con nosotros no nos ibamos a arrodillar a sus pies nada mas verlo? Pues ahí, en la Misa, Él mismo está presente. A ver cuando nos concienzamos de ésto.

Lo mismo que en la Santa Misa no podemos estar con las manos en los bolsillos, de brazos cruzados, piernas cruzadas, etc. Por favor un respeto.

Pidamos en nuestras parroquias reclinatorios para recibir a nuestro Señor de rodillas.

Y por último, no hay excusa ninguna para estar con el móvil puesto durante la Santa Misa.


Así que Hermanos/as en Cristo a ver si lo vamos haciendo entre todos. 
La próxima vez que asistas a la Santa Misa, vívela. Sé que el Señor cumplirá contigo la promesa de que “Nunca más tu Misa volverá a ser la de antes”, y cuando lo recibas: ¡Ámalo! Experimenta la dulzura de sentirte reposando entre los pliegues de Su costado abierto por ti, para dejarte Su Iglesia y Su Madre, para abrirte las puertas de la Casa de Su Padre, para que seas capaz de comprobar Su Amor Misericordioso a través de este testimonio y trates de corresponderle con tu pequeño amor.

Mensaje extraordinario dado por la Virgen a Iván el 20 de octubre de 2017 en Medjugorje


por Rosas para la Gospa
«También esta noche la Virgen vino alegre y feliz y, al inicio, nos saludó a todos con su saludo maternal: “Alabado sea Jesús, queridos hijos míos”. Después extendió sus manos y oró un tiempo prolongado sobre todos nosotros, de manera especial oró por los sacerdotes y los enfermos presentes. Luego la Virgen dijo:
"Queridos hijos, también hoy deseo invitarlos nuevamente a vivir los mensajes que les doy. En este tiempo, de modo particular, los invito a orar por los proyectos que deseo realizar. Queridos hijos: ¡sean perseverantes en la oración! Abran sus corazones, ábranlo al Espíritu Santo para que Él los guíe. Este tiempo es un tiempo de gracia, por eso oren más. ¡Gracias queridos hijos por haber respondido también hoy a mi llamado!”
A continuación, la Virgen nos bendijo a todos con su bendición maternal, y bendijo todo lo que ustedes han traído para que sea bendecido. Después yo los encomendé a todos ustedes, sus necesidades, sus intenciones, sus familias. Luego la Virgen continuó orando un tiempo sobre todos nosotros y en esta oración se marchó, se marchó en el signo luminoso de la luz y de la cruz con su saludo: “Vayan en paz, queridos hijos míos.”»
Rosas para la Gospa | 20 octubre, 2017 en 9:53 PM | Categorías: Sin categoría | URL: http://wp.me/p16DH0-3OY
Comentario   Ver todos los comentarios
Cancelar la suscripción para no recibir entradas de ROSAS PARA LA GOSPA.
Modifica los ajustes de tu correo electrónico en Administrar suscripciones.

ROSARIO PARA LA CONVERSIÓN Y SALVACIÓN DE TODAS LAS ALMAS DEL MUNDO ENTERO.



Empezamos con:
Padre Nuestro... Ave María... El Credo...
Después como un rosario:
  • Al comenzar cada misterio (en vez del Padrenuestro) decimos:
Padre Eterno, te ofrezco la Preciosísima Sangre de Vuestro Divino Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo, para la conversión y salvación de todas las almas del mundo entero.
  • En cada cuenta de cada misterio (en vez del ave maria) decimos:
Jesús, María, Os amo , Salvad las almas..
  • Al finalizar los cinco misterios de la coronilla decimos:
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero. (Tres veces).
         
Por último rezamos La Salve.

OREMOS HOY: A NUESTRA MADRE DEL CIELO

Las cinco piedritas (son las cinco que se enseñan en los grupos de oración de Medjugorje y en la devoción a la Virgen de la Paz) son:

1- Orar con el corazón el Santo Rosario
2- La Eucaristía diaria
3- La confesión
4- Ayuno
5- Leer la Biblia.

REZA EL ROSARIO, Y EL MAL NO TE ALCANZARÁ...
"Hija, el rezo del Santo Rosario es el rezo preferido por Mí.
Es el arma que aleja al maligno. Es el arma que la Madre da a los hijos, para que se defiendan del mal."

-PADRE PÍO-

Madre querida acógeme en tu regazo, cúbreme con tu manto protector y con ese dulce cariño que nos tienes a tus hijos aleja de mí las trampas del enemigo, e intercede intensamente para impedir que sus astucias me hagan caer. A Ti me confío y en tu intercesión espero. Amén




DÉJATE LO QUE ESTÉS HACIENDO Y ORA POR LAS BENDITAS ÁNIMAS DEL PURGATORIO.


NUESTRA MADRE DEL CIELO NOS PIDE:

“Queridos hijos, hoy deseo llamarlos a rezar diariamente por las almas del Purgatorio. Por cada alma. La oración y la gracia son necesarias para llegar a Dios y a su amor. Haciendo esto, queridos hijos, obtendrán nuevas intercesiones que los ayudarán en su vida a darse cuenta de que las cosas terrenales no son importantes para ustedes, que solo el cielo es aquello por lo que es necesario esforzarse. Por lo tanto, queridos hijos, oren sin cesar, sean capaces de ayudarse ustedes mismos y a los demás, cuyas oraciones traerán alegría. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!” (6 de noviembre de 1986).

“Hay muchas almas en el purgatorio. También personas consagradas a Dios, algunos sacerdotes y religiosos. Recen por ellos. Al menos siete  Padrenuestros, Avemarías y Glorias y el Credo. Hay un gran número de almas que han estado en el purgatorio por un largo tiempo porque nadie ha rezado por ellas.” (21 de julio de 1982)

Unos días más tarde Nuestra Madre hizo hincapié en la importancia de los sacramentos para no pasar por el Purgatorio. Respondiendo a una pregunta sobre una persona que había llevado mala vida, preguntando ahora si estaba perdonada, Ella respondió: “Quien haya hecho mucho mal durante su vida, puede ir directamente al cielo si se confiesa y se arrepiente de lo que ha hecho y recibe la comunión al final de su vida.” (24 de julio, 1982)

Y HAGÁMOSLO ASÍ:

Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima Sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio.

Padrenuestro, AveMaría y Gloria.

Repetir siete veces lo anterior.

Para finalizar oremos El Credo

La Virgen quiere que las familias se consagren, ¿pero qué quiere decir?


por Rosas para la Gospa
“Queridos hijos, los invito a consagrarse a mi Corazón Inmaculado. Deseo que se consagren personalmente, como familia y como parroquia, de manera que todo pertenezca a Dios a través de mis manos" (25 de octubre de 1988)
Qué significa “Consagrarse a María” – Fragmento de la revista Madre de Dios
“Consagrarse a la Virgen” significa abrazarla como verdadera madre, en línea con el ejemplo de Juan, porque ella ya ha tomado en serio su maternidad con nosotros.
El fuerte sentido de la consagración
La consagración es un Acto complejo, que se diversifica en varios casos: una cosa es cuando un creyente se consagra personalmente, asumiendo compromisos específicos, otra cosa es cuando se consagra un pueblo, una entera Nación o incluso la Humanidad.
La consagración individual está teológicamente bien explicada por san Luis María Grignion de Montfort, del cual el Papa, con su lema “Totus Tuus” (inferido del mismo Montfort, que a su vez lo había tomado de san Buenaventura) es el primer “modelo”
El Santo de Montfort destaca dos razones que nos impulsan a hacerlo:
1-    El primer motivo nos es ofrecido por ejemplo del Padre, que nos ha dado a Jesús por medio de María, confiándoselo a Ella. De ello se deduce que la consagración es reconocer que la divina maternidad de la Virgen, siguiendo el ejemplo de la elección del Padre, es la primera razón de la consagración.
2-    El segundo motivo es el ejemplo del propio Jesús. Sabiduría encarnada. Él se ha confiado a María no solo para tener de Ella la vida física, sino también para ser “educado” por Ella, creciendo “ en edad, sabiduría y gracia”.
“Consagrarse a la Virgen” quiere decir, en esencia, acogerla como verdadera madre en nuestra vida, en línea con el ejemplo de Juan, porque ella ya ha tomado en serio su maternidad con nosotros: nos trata como hijos, nos ama como hijos, nos proporciona todo como hijos.
Por otra parte, acoger a María como madre significa acoger a la Iglesia como madre (porque María es la Madre de la Iglesia); y también quiere decir acoger a nuestros hermanos en humanidad (porque todos somos igualmente hijos de la común Madre de la Humanidad).
El sentido fuerte de la consagración a María está propiamente en el hecho de que con la Virgen nosotros queremos establecer una verdadera relación de hijos con su madre: porque una madre es parte de nosotros, de nuestra vida, y no se la busca solo cuando se siente su necesidad porque hay alguna cosa que pedirle…
Luego, dado que la consagración es en sí un acto que no es fin en sí mismo, sino un compromiso que se tiene que vivir día a día, aprendemos – detrás de los consejos de Montfort- a hacer, aunque sea, el primer paso que esta conlleva: hacer todo con María. De ello nuestra vida espiritual ganará con seguridad.
Palabras del P. Gabriele Amorth
¿Cómo consagrar la familia al Corazón Inmaculado de María?
Es importante ponerse bajo la guía de María porque solo Ella nos puede llevar a ser algo sagrado y todo de Dios. Por nuestra parte:
1-    Hay que preparar la consagración con un tiempo de oración común en la familia, posiblemente el Rosario con la lectura de sus mensajes.
2-    Eliminar de casa todo lo que disgusta al Señor (no ver ciertos programas de televisión, no leer ciertos periódicos, modificar un determinado lenguaje, no profanar la fiesta, las obras de caridad necesarias).
3-    Confesarse y tomar los compromisos que María recomienda en Medjugorje.
Seguidamente, un día establecido, después de la Comunión en Misa hacer un acto común de consagración, que puede ser el de Jelena. La consagración debe ser repetida a menudo, tal vez con una fórmula breve, ej.: “Somos todos tuyos, oh María, y cada cosa nuestra es tuya.”
Directamente la Virgen, en Medjugorje, empieza a hablar en 1988, pero todo su mensaje: presencia, actitud, contenido, no nos muestra otra cosa que el hecho de que ella ha venido y continúa viniendo para enseñarnos lo que es la consagración y cómo se vive. La Consagración a su Corazón es el medio, la vía para vivir el Amor, para vivir todos los medios de gracia con amor, para llevar el amor en la vida y alcanzar a Dios-Amor. “Queridos hijos, los invito a consagrarse a mi Corazón Inmaculado. Deseo que se consagren personalmente, como familia y como parroquia, de manera que todo pertenezca a Dios a través de mis manos” (octubre 1988)
La Consagración no es solo una fórmula, una plegaria, también es un cambio radical. En Misa, con la consagración, el pan y el vino cambian y se convierten en Cuerpo y Sangre de Jesús. En nuestra vida, con la consagración toda nuestra forma de vida debe cambiar y de natural debe convertirse en sobrenatural. No solo nos comprometemos a vivir en la gracia de Dios, sino que todo aquello que hacemos, lo queremos hacer para cumplir la voluntad de Dios, para complacerlo, por su amor, y todo se lo ofrecemos a Él.
Hay una consagración personal que compromete al propio individuo; hay una consagración familiar que quiere elevar y santificar toda la vida de la familia, las relaciones de los cónyuges entre sí, inspirados en el respeto mutuo, la humildad, la bondad, la comprensión y las relaciones entre padres e hijos; hay también la consagración de una familia más extensa como puede ser la parroquia, que compromete a todos los miembros a ayudarse mutuamente a vivir en Dios y para Dios. Haciendo nuestra consagración a María y por medio de María, la Virgen está llevando a cabo su misión de Mediadora de todas las gracias y nos ayuda a vivir en Dios y para Dios.
Nosotros nos consagramos al Corazón materno de María con nuestro amor de hijo que nos lleva necesariamente a imitarla no solo en sus privilegios que son únicos e irrepetibles, sino en sus virtudes de criatura humana que tuvo una vida humilde y modesta, como la nuestra, perfectamente imitable. Nos consagramos a María para pertenecer a Dios a través de Ella, con el compromiso de imitarla en su actitud de apertura a Dios, de atenta escucha de su palabra, guardada, meditada en el corazón y vivida. Busquemos vivir su disponibilidad y disposición a hacer siempre y en todo la voluntad de Dios, repitiendo con el corazón: “He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38).
Nos consagramos al Corazón de María con la generosidad y el fervor en la acogida de sus invitaciones maternales repetidas a lo largo de los siglos y especialmente en las apariciones de estos últimos tiempos en Medjugorje. Confiemos a Ella nuestra vida, pongámonos en sus manos y en su Corazón, dejémonos guiar aquí en la tierra para que cada paso nos ponga el cielo más cercano. Amemos a Dios con Su Corazón y viviremos eternamente la alegría que ella nos promete.
ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN AL CORAZÓN INMACULADO DE MARIA
Oh Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor por nosotros. Haz que la llama de tu Corazón, oh María, descienda sobre todos los hombres. Nosotros te amamos inmensamente. Imprime el amor verdadero en nuestros corazones. Haz que nuestros corazones tengan un deseo continuo de Ti. Oh María, dulce y humilde de corazón. Acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado. Tú sabes que todos los hombres pecan. Por medio de tu Corazón Inmaculado y materno, haz que seamos sanados de toda enfermedad espiritual. Haznos capaces de contemplar la bondad de tu Corazón maternal, a fin de que podamos convertirnos por la llama de tu Corazón. Amén. (Dictada por la Virgen a Jelena Vasilj el 28 de noviembre de 1983)
Traducción del italiano a cargo del equipo de Virgen de Medjugorje
Rosas para la Gospa | 19 octubre, 2017 en 10:56 PM | Categorías: Sin categoría | URL: http://wp.me/p16DH0-3OS
Comentario   Ver todos los comentarios
Cancelar la suscripción para no recibir entradas de ROSAS PARA LA GOSPA.
Modifica los ajustes de tu correo electrónico en Administrar suscripciones.
¿Tienes problemas haciendo clic? Copia y pega esta URL en tu navegador:
http://rosasparalagospa.com/2017/10/19/la-virgen-quiere-que-las-familias-se-consagren-pero-que-quiere-decir-2/